Documentos

AYAHUASCA Y GLANDULA PINEAL

Nadie sabe a ciencia cierta qué hacer con la glándula pineal. Esta glándula (guisante en forma de cono) está situada en el techo del tercer ventrículo del cerebro, directamente detrás de la raíz de la nariz, flotando en un pequeño lago de líquido cefalorraquídeo.
Debido a que está situado en el centro del cerebro, los neurocirujanos y radiólogos han encontrado que es un buen punto de referencia muy útil para la cirugía del cerebro.
Pero hasta hace relativamente muy poco tiempo, era tema de mucha tradición como portal hacia el alma o hacia el reino superior, la válvula de la memoria, un vórtice de energía, la clave principal de fluidos vitales e incluso el origen de las enfermedades mentales.
Fue el filósofo René Descartes, quien primero se apropió de la idea de que la glándula pineal es el asiento del alma, un punto de encuentro único entre el cuerpo y el alma.
En los tiempos modernos, la glándula ha sido vista como sobrante, consignada a la papelera neurológica y considerada por la comunidad científica como un sobrante o remanente de la evolución, el apéndice del cerebro.
En todos los vertebrados superiores, incluidos los seres humanos, la glándula pineal segrega melatonina. La producción de esta hormona es estimulada por la oscuridad e inhibida por la luz.
La pineal ha sido llamada el transductor foto-neuroendocrino, a través del cual, una señal neuronal con información ambiental es convertida en un mensaje químico – en este caso, para activar o desactivar la producción de la melatonina .
Reloj Maestro
La melatonina actúa como un tipo de reloj maestro que regula el sueño o la vigilia, y retarda el proceso de envejecimiento, la regulación del crecimiento e incluso el mantenimiento de la estabilidad mental.
Aunque los científicos se dan cuenta que la glándula pineal es sensible a la luz, siempre se ha asumido que la luz o la oscuridad entra, como de costumbre, a partir de los receptores de los conos en la retina del ojo y se abre su camino hacia la glándula por medio de los nervios simpáticos.
La sabiduría convencional es que un pequeño porcentaje de los impulsos del nervio óptico son desviados a la glándula pineal desde la vía visual, y es esta entrada la que controla la producción de melatonina.
La investigadora Serena Roney-Dougal ha recolectado algunas de las investigaciones más convincentes dentro del medio biológico por el cual el flujo geomagnético de la tierra pudiera causar que la glándula pineal nos permita físicamente “sintonizarnos”.
Glándula Psicodélica
Además de la melatonina, la glándula pineal también produce los químicos ‘neuromoduladores’ – llamados beta-carbolinas – que afectan al cerebro. Los Beta-carbolinas son a la vez inhibidores de la MAO (monoamino-oxidasa), así como también inhibidores de la recaptación de serotonina, lo que significa que impiden el colapso de la serotonina, inhibiendo su captación dentro de las sinapsis del cerebro.
Esto es similar a lo que los médicos afirman que es la acción de inhibidores selectivos de recaptación de serotonina (ISRS), como el Prozac.
Alguna evidencia también sugiere que la pineal puede fabricar una sustancia alucinógena llamada 5-methoxydimethyltryptamine (5-metoxi-DMT) de la melatonina. Lo que podría ser el resultado es una reunión común de estas aminas en la sinapsis del cerebro, provocando reacciones que son similares a las alucinaciones inducidas por las drogas.
La opinión actual es que los neuromoduladores necesitan 5-metoxi-DMT y DMT para funcionar y que, mediante el bloqueo de la MAO, la glándula pineal regula y aumenta la concentración de serotonina. Esta función reguladora de bloquear un químico y promover otro se piensa que es el catalizador para los sueños.
Varios hechos sugieren que la producción de serotonina y melatonina pueden estar, de alguna manera involucrados en los fenómenos psíquicos. En primer lugar, muchas sustancias alucinógenas son parientes químicos de aquellas producidas por la glándula pineal.
El Yage, o ayahuasca, una bebida ceremonial hecha por algunas tribus del Amazonas para producir efectos psíquicos de sanación, clarividencia y precognición, se producen a partir de cepas nativas (Banisteriopsis caapi), que son químicamente casi equivalentes a la 5-metoxi-DMT en los seres humanos.
Sintonizando y Captando
Cuando la glándula pineal es estimulada geomagnéticamente, produce sustancias químicas que son similares a estas plantas alucinógenas, que contribuyen a alterar la conciencia. Otros estudios muestran que las drogas psicodélicas alteran los niveles de melatonina y serotonina, lo que resulta, en algunos casos, en psicosis.
Así que, ¿cómo podrían las fluctuaciones geomagnéticas de la tierra afectar estas sustancias químicas cerebrales?
Los investigadores han encontrado que los campos electromagnéticos y geomagnéticos afectan en gran medida laproducción y la actividad de la enzima hidroxiindol-O-metiltransferasa (HIOMT). Esta enzima es la que está implicada en la producción de melatonina y, posiblemente, de la 5-METHOXYTRYPTAMINE (5-MT). Cualquier cambio en el campo magnético puede producir cambios en la actividad de esta enzima.Estudios en animales han demostrado también que cualquier cambio importante en el campo magnético ambiental – ya sea aumentado o disminuido – inhibirá la producción de HIOMT. Otra investigación muestra que la serotonina N-acetiltransferasa, la enzima implicada en la producción de melatonina, se encuentra fuertemente afectada por campos electromagnéticos.
Si este fuera el caso, dice Roney-Dougal, cualquier cambio importante en el ambiente del campo magnético terrestre produciría una avalancha de alucinógenos naturales en nuestros cuerpos, que nos permitiría ser psíquicamente más receptivos.
Actividad Psíquica
Una serie de fascinantes estudios muestran algún tipo de correlación entre la actividad geomagnética y un aumento en los sueños o la actividad psíquica.
En uno de esos estudios, el famoso parapsicólogo Stanley Krippner estableció un laboratorio de sueños, donde algunos participantes dormían en una habitación mientras que otros participantes intentaban “enviar” ciertas imágenes, con la esperanza de que estas imágenes se incorporasen a los sueños de los participantes que dormían.
Al despertar, los durmientes tuvieron que describir sus sueños en gran detalle, para determinar si había alguna correlación con las imágenes de destino que habían sido “enviadas” durante sus sueños.
La actividad geomagnética global fue rastreada durante 20 de las noches en las que un participante del estudio fue el soñador destinatario. En este caso, se constató que, durante las noches de menor actividad geomagnética, el soñador había tenido una exactitud significativamente mayor recogiendo las imágenes de destino.

Es muy posible que nuestro potencial humano sea mayor cuando estamos en armonía con la tierra y el sol. Las culturas tradicionales han tenido mayor comprensión de esta armonía energética, y nosotros haríamos bien en aprender de ellas.

http://abriendoetapas.blogspot.com/2010/10/la-antena-humana-glandula-pineal.html

http://abriendoetapas.blogspot.com/2010/10/la-antena-humana-glandula-pineal.html

Compartir en Facebook

AYAHUASCA Y LA GLANDULA PINEAL

AYAHUASCA Y LA GLANDULA  PINEAL

El Ayahuasca está compuesto de varias substancias que afectan nuestra química de maneras muy precisas. Para entender los procesos comprometidos necesitamos primero entender el aparato, el cerebro y su sistema glandular que es el que utiliza los químicos en cuestión. En todos los sistemas de curación energética, el campo de energía humana o “aura”, es considerado como la matriz, formada de capas energéticas, a través de la cual la información se solidifica dentro de formas más y más densas, finalmente formando el cuerpo físico. Los órganos o reguladores de esos cuerpos energéticos, son conocidos como los chakras, literalmente “ruedas” a través de las que, como por una válvula, la energía se transforma mientras cambia su frecuencia. Cada chakra está asociada a una glándula que es responsable, a través de la producción y corriente hormonal, para dejar al cuerpo físico saber lo que están experimentando los cuerpos emocionales y mentales, eso son los pensamientos y los sentimientos que son transmitidos al cuerpo a través de la red de comunicación del sistema endocrinólogo. La glándula asociada con el chakra de la corona, la entrada del alma y el conocimiento espiritual, se llama la glándula pineal. Esta es la glándula que está directamente afectada por la molécula dimetiltriptamina, el ingrediente activo del arbusto de la chacuruna en el Ayahuasca. La dimetiltriptamina es lo que se conoce como una triptamina endógena, ésta es una substancia producida por el cuerpo humano, sin embargo está normalmente presente en nuestros cuerpos en mínimas cantidades, y es producida en grandes cantidades solamente en casos extraordinarios de nuestras vidas, cuando la fuerza de la vida entra al cuerpo fetal, al nacer, durante momentos de profunda meditación o momentos pivotales de transformación espiritual y en la muerte. Una dosis normal de Ayahuasca contiene grandes cantidades de esta molécula – por ende el efecto de ampliar la visión. Que lo que ha sido sugerido, puede estimular la producción de la glándula pineal a través de una tipo de efecto de resonancia, no solo de la dimetiltriptamina, sino también de su hormona hermana, la melatonina, que es responsable de otorgarnos la capacidad de interpretar las visiones producidas y lúcidamente soñar nuestra sanación durante la ceremonia. El sistema de seguridad infranqueable que existe alrededor de la glándula pineal previene cualquier tipo de sobre- producción de dimetiltriptamina, y varios estudios han mostrado que inclusive en situaciones extremadamente estresantes que producen elevados niveles de adrenalina, la substancia que estimula la glándula pineal en la noche para producir la melatonina, es inmediatamente limpiada por este sistema de seguridad o succiona el exceso de adrenalina. El Dr. Rick Strassman en su libro “DMT – The Spirit Molecule” ha sugerido que la función más importante de la glándula pineal es la producción endógena de dimetiltriptamina, y que las experiencias espirituales y transformacionales están paralelamente bioquimicadas por la producción endógena de DMT, y sus bloques de construcción, que a su vez crean más de la experiencia iniciadora, y de esta forma, aumentando las causas bioquímicas de la experiencia en una suerte de movimiento espiral hacia arriba. El hecho de que la producción pineal de DMT está directamente relacionada al nacimiento, la muerte y experiencias transformadoras sugiere que la apertura del chakra de la corona y descargas grandes de información cósmica llevan a la producción de esta molécula, o al inverso, la producción de DMT es un precursor físico a recibir e integrar la experiencia en el cuerpo. Puede ser que al tomar Ayahuasca nosotros estemos enseñándonos a nosotros mismos cómo usar la glándula pineal para crear estas experiencias espirituales visionarias, y que en el futuro, no tengamos necesidad de ingerir la sustancia física. Hay ejemplos de experimentados Maestros Ayahuasqueros que ya no necesitan más que algunas gotas para entrar en un estado alterado de sanación de conciencia. En cualquier caso el estado alterado de conciencia que se logra con el Ayahuasca, no puede ser etiquetado como anti-natural, es inclusive la potencia natural de nuestro cuerpo y de nuestro nacimiento, algo por que luchar, que se nos ha regalado durante la ceremonia, de lo que realmente somos capaces, y así como una herramienta para nuestra propia sanación y la de los demás, una luz mostrando el camino hacia adelante, en lo que se ha convertido en oscuridad a través de nuestras caídas en la consciencia polarizada y los densos, lentos, niveles de vibración.

El otro elemento de la Medicina es el regalo de la liana, banisteriopsis caapi . Originalmente se pensó que su función era simplemente la de permitir la asimilación de la DMT por el cuerpo, un increíble compañero por sí mismo, pues desactiva la encima precisa, la monoamineoxidasa, que lo bloquea en el estómago. Los tres alcaloides harmalinas, encontrados en la corteza de la liana, harmina, harmalina y tetrahydraharmina, son beta carbolinos que poseen la acción poderosa de inhibir las monoamineoxidasas, permitiendo así, al DMT de sobrevivir en el estómago, hasta el torrente sanguíneo y de ahí cruzar al cerebro. Sin embargo un nuevo rol que desempeñan acaba de ser descubierto; a pesar de que algunos científicos han sugerido de que por sí mismas son ligeramente alucinógenas, la autora de este texto propone que la clave de su habilidad para promover actividad psíquica-espiritual es la hormona serotonina. Para apreciar plenamente los efectos de estos alcaloides en el cuerpo, uno tiene que investigar primero la serotonina. La serotonina es un neurotransmisor o comunicador que transmite impulsos eléctricos de un nervio a otro. Es producida en el cerebro y el tracto intestinal y es responsable por importantes funciones de conducta, como la habilidad de planear y tomar decisiones desde una perspectiva más alta. Se piensa que la deficiencia de serotonina es responsable de la depresión, de los desórdenes obsesivo compulsivos, de las adicciones, e inclusive del suicidio. Estudios recientes han demostrado que la serotonina es efectiva en la experiencia del amor, dar y mantener relaciones sanas, ella combate también los efectos negativos de la dopamina, una substancia siempre conectada al ansia de las adicciones, y que está presente cada vez que el cuerpo experimenta ternura. La serotonina no es solo el precursor metabólico de la melatonina, una de las hormonas producidas por la glándula pineal, y por lo tanto útil en la actividad espiritualmente estimulada de la glándula pineal, sino también sirve como un precursor para la mayor producción endógena de DMT. Los alcaloides harmalinas del Ayahuasca conspiran, de varias formas, para incrementar los niveles de serotonina en todo el cuerpo y dentro del cerebro, lo cual, no solo puede tener efectos psicoactivos, porque el cerebro se torna hiper-activo por sus propios neurotransmisores, sino que también sirven como más material de construcción para el aumento de la producción de dimetiltriptamina endógena por la ya estimulada glándula pineal. La característica calma y actitud intrépida del Ayahuasquero, delante de algo que aparece en aterradoras imágenes o visiones, es debida también a este alto nivel de serotonina. Quienes también son responsables del incremento de funcionamiento intestinal y la purga física, muy común en las experiencias con Ayahuasca.

Fuente: SACRED PATH

Compartir en Facebook