Documentos

AYAHUASCA Y TABACO

La Ayahuasca, planta sagrada-maestra, de origen amazonico -Peru, Ecuador, Colombia, Brasil-, es una mezcla de plantas psicotropicas-enteogenas (Banisteriopsis caapi, Psychotria viridis,…) utilizada mayoritariamente por grupos indigenas selvaticos con fines terapeuticos y rituales. La toma de la planta se realiza preferentemente en sesiones nocturnas colectivas dirigidas por un curandero-chaman.

El curandero inicia “el ritual” de la toma preparando “su mesa”, compuesta basicamente por el brebaje de la planta, agua florida, liquido alcanforado, manojo de hojas secas -shacapa-, piedras, la cachimba y el tabaco negro puro -mapacho-(Peru).

El tabaco natural es un enteogeno utilizado por las diferentes culturas chamanicas. Los shipibo, los ashaninkas, los indigenas de Peru hablan de la Madre Ayahuasca y el Padre Tabaco, con sus doce hijos, otras plantas maestras curativas, que el curandero debe de conocer mediante las dietas de iniciación al mundo de la Ayahuasca y al conocimiento del poder curativo.

El tabaco esta presente en todo el proceso de la medicina tradicional.

Un anciano curandero de Iquitos me relataba que cuando su maestro le inicio, la ultima dieta de plantas que tuvo que realizar para adquirir el conocimiento total fue tomar durante quince dias infusión de tabaco, en pequeñas dosis, sin realizar ninguna actividad, dado que es muy toxico.

La Ayahuasca se prepara mediante la cocción con agua de las dos plantas que la forman, Ayahuasca y Chacruna. Es otro ritual que necesita de 6 a 9h., en las que el curandero que la esta preparando, va cantando sus “icaros” y soplando la olla con el tabaco durante el proceso de cocción para que el brebaje resultante tenga la identidad deseada.

Generalmente en los preparados de Ayahuasca, aparte de las dos plantas basicas, el chaman suele agregar alguna otra, su planta especifica de poder, Thoe -Datura speciosa-, Brugmansia, Tabaco,…..

Las sesiones rituales de Ayahuasca se inician con un ritual de protección del lugar donde se va a efectuar la toma. El curandero toma el recipiente que contiene la planta-vegetal y le susurra suavemente unos cantos -icaros-, seguidamente toma la cachimba o el cigarrillo de mapacho y sopla tres veces el humo en el interior del recipiente. Lo cierra y mezcla el humo sacudiendo el vegetal.

Cada partcipante en la sesión se acerca al curandero y le sirve una dosis que él considera oportuna, del recipiente la traslada a una pequeña vasija -kuwise-, vuelve a susurrar o silbar un icaro y sopla nuevamente el tabaco sobre ella.

Durante la sesión el curandero solo interviene para guiar, subir o bajar el estado de embriaguez, de la alucinación, facilitar un control en el estado alterado de conciencia de los participantes.

Y para ello utiliza sus poderes-conocimientos de su propia mareación, los cantos o silbidos de los icaros, la shacapa, algún instrumeto musical y las sopladas de aire y sopladas con el tabaco.

El tabaco tiene un efecto directo en la experiencia, mediante las sopladas el chaman podra controlar las energias del lugar de la toma.

En ocasiones que él crea oportuno podra ofrecer su tabaco a los participantes.

Shacapa, icaros, tabaco se les reconoce un activo papel en el proceso alucinatorio, la mareación, y el humo del tabaco tiene el poder de seducir, de “amansar” las fuerzas hostiles.

Como dice Jean-Pierre Chaumeil en “Ver, saber, poder”: “El humo del tabaco es indispensable para cualquiera que desee abocarse plenamente a la practica chamanica y a las curas magicas; es el camino, la via por la que se trasladan y se dirigen los espiritus. Es siempre soplando en sus manos unidas que el chaman, antes de cada cura, convocara a sus auxiliares para que lo asistan. Pero el “soplo” tambien connota la curación, la reparación, la expulsión del mal”.

Antes de finalizar la sesión de toma de Ayahuasca, el curandero efectuara a cada participante una “limpieza” con un ritual especifico: soplar el humo del tabaco a las manos, torax, espalda, hombro izquierdo y derecho, y cortex cerebral.

FERNANDO LATORRE

Compartir en Facebook

1 comentario en TABACO Y AYAHUASCA

  • El tabaco en infusión es toxico y mas si se bebe cada dia cuando se efectua una dieta. El curandero que dirije la sesión es quien debe controlar el estado de cada participante, no debe nunca tomarse ninguna otra infusión.

Deja una respuesta

 

 

 

Spam Protection by WP-SpamFree